(Pienso, hablando legalmente, que hay una razón muy sólida para enjuiciar a todo presidente norteamericano desde la segunda guerra mundial. Todos han sido francos criminales o han estado involucrados en serios crímenes de guerra.) Chomsky

Friday, July 15, 2016

La República Francesa como rehén, por Thierry Meyssan

La República Francesa como rehén, por Thierry Meyssan



La República Francesa como rehén

La guerra que se extiende a París resulta incomprensible para los franceses, que nada saben de todas las actividades secretas de su gobierno en el mundo árabe, de sus alianzas contra natura con las dictaduras del Golfo y de su activa participación en el terrorismo internacional. El Parlamento francés nunca ha abordado esas políticas y los grandes medios de prensa raramente se atreven a mencionarlas.
 | DAMASCO (SIRIA) 


JPEG - 30.9 KB

El ministro francés Laurent Fabius y el presidente Francois Hollande



Hace 5 años que los franceses oyen hablar de guerras lejanas, sin entender de qué se trata. La prensa los informó ampliamente sobre la implicación de sus fuerzas armadas en Libia, pero nunca ha hablado de la presencia de soldados franceses en el Levante. Muchos leen mis artículos sobre ese tema pero los ven como extraños cuentos orientales. A pesar de mi historia personal, es de buen tono calificarme de «extremista» o de «conspiracionista» y resaltar que sitios web de todas las tendencias, incluyendo los auténticamente extremistas o complotistas, reproducen mis artículos. Pero nadie encuentra cómo responder a lo que escribo. Como tampoco nadie escucha mis alertas sobre las alianzas en las que Francia se ha implicado.



Y la verdad ignorada emerge bruscamente.



En la noche del viernes 13 de noviembre de 2015, Francia fue atacada por varios comandos que asesinaron al menos 130 personas en 5 lugares diferentes de París. Se ha decretado el estado de urgencia por 12 días en todo el territorio nacional y el Parlamento podría prolongarlo.



No existe vínculo directo con

el caso de Charlie Hebdo



La prensa francesa interpreta este acto de guerra vinculándolo al atentado perpetrado en las oficinas de Charlie Hebdo, a pesar de que los modus operandi son totalmente diferentes. En enero, el objetivo era matar a personas bien identificadas mientras que el viernes 13 se vio un ataque coordinado e indiscriminado contra un gran número de personas.



Hoy se sabe que el redactor jefe de Charlie Hebdo acababa de recibir una «donación» de 200 000 euros para que continuara su campaña antimusulmana [1]. También se sabe ahora que los asesinos de Charlie Hebdo estaban vinculados a los servicios de inteligencia franceses [2] y que el origen del armamento que utilizaron está clasificado como Secreto Militar [3]. Ya demostré en un trabajo anterior que este atentado no fue una operación islamista [4]. También demostré que fue objeto de una inmediata recuperación mediática [5] y que esa recuperación encontró eco en la población hostil a la República [6] –idea brillantemente desarrollada unos meses después por el demógrafo Emmanuel Todd [7].



Si volvemos a concentrarnos en la guerra que acaba de extenderse a París, veremos que es una novedad en Europa occidental. No es comparable a los atentados perpetrados en Madrid en 2004. En España nadie disparó sobre la gente, tampoco hubo kamikazes sino 10 bombas distribuidas en 4 lugares diferentes [8]. Lo que se vio el viernes en Francia es lo que viven cada día numerosas poblaciones del «Medio Oriente ampliado» desde 2001. Y también encontramos hechos comparables fuera de esa región, como los 3 días de ataques diferenciados en Bombay –en 2008 [9].



Aunque los atacantes de París fuesen realmente musulmanes e incluso a pesar de que algunos de ellos hayan gritado «¡Allah Akbar!» mientras disparaban sobre los transeúntes, no existe ningún vínculo entre esos ataques, el islam y una eventual «guerra de civilizaciones». O sea, esos comandos tenían órdenes de matar gente al azar, sin preocuparse por la religión de sus víctimas.



De la misma manera, es absurdo tomar al pie de la letra el móvil que el Emirato Islámico invoca contra Francia –aunque no quepa duda de la implicación de ese grupo en este ataque. Si el Emirato Islámico realmente quisiese «vengarse», sería en Moscú donde habría realizado esos ataques.



Francia es un Estado terrorista,

al menos desde 2011



La lectura de esos hechos se hace más complicada porque detrás de los grupos no estatales siempre se esconden Estados que los financian. Durante los años 1970, el venezolano Ilich Ramírez Sánchez, más conocido como «Carlos», se había puesto, por convicción, al servicio de la causa palestina y de la Revolución, con discreto respaldo de la URSS. En los años 1980, el ejemplo de Carlos fue invocado por mercenarios que en realidad trabajaban para quién mejor pagara, como Sabri al-Banna, más conocido como «Abu Nidal», quien efectuó atentados por cuenta de Libia y Siria, pero también por encargo de Israel. Hoy en día existe una nebulosa del terrorismo y de la acción secreta en la que están implicados numerosos Estados.



Aunque los Estados siempre niegan su participación en grupos terroristas, el ministro francés de Exteriores Laurent Fabius declaró en diciembre de 2012, durante la conferencia de los «Amigos de Siria» en Marrakech, que al-Nusra –la rama de al-Qaeda en Siria– estaba haciendo «un buen trabajo» [10].



Teniendo en cuenta su condición de ministro francés, el señor Fabius sabía perfectamente que su respaldo a una organización que el Consejo de Seguridad clasifica como terrorista no le valdría acabar ante un tribunal. Pero sí asumía un grave riesgo para su país, hundiéndolo así en la caldera del terrorismo.



En realidad, Francia ya estaba implicada del lado de al-Qaeda –al menos desde inicios de 2011. En aquel momento, el Reino Unido y Francia se habían unido al proyecto estadounidense de «primavera árabe». El objetivo era derrocar a todos los regímenes árabes laicos y reemplazarlos por dictaduras de la Hermandad Musulmana. Londres y París descubrieron esa operación cuando ya estaba en marcha en Túnez y en Egipto, pero es muy probable que la participación de ambos gobiernos haya sido solicitada de antemano contra Libia y Siria [11].



En Libia, los gobiernos de Francia y del Reino Unido organizaron –con ayuda de las fuerzas especiales de Italia– las matanzas de Bengazi y, posteriormente –con ayuda de al-Qaeda– la toma de varios arsenales del ejército libio. Yo mismo soy testigo de ello ya que, en agosto de 2011, hallándome bajo la protección de Khamis el-Kadhafi, en momentos en que la OTAN tomaba por asalto la capital libia, el hotel Rixos –donde nos encontrábamos– fue asediado por la “Brigada de Trípoli”, una unidad de al-Qaeda bajo el mando de Mahdi al-Harati, cuyos hombres, al grito de «¡Allah Akbar!», estaban directamente dirigidos por oficiales franceses en misión. Posteriormente, el propio Mahdi al-Harati fue, junto con su jefe Abdelhakim Belhadj, fundador del Ejército Libre Sirio, en realidad un grupo de al-Qaeda que se identifica con la bandera de la colonización francesa.



En Siria, está ampliamente demostrada la presencia de oficiales franceses a la cabeza de los grupos armados en momentos en que perpetraban crímenes contra la humanidad.



Francia ha estado jugando, desde entonces, un juego extremadamente complejo y peligroso. En enero de 2013, un mes después de la declaración pública de Laurent Fabius en apoyo a al-Qaeda en Siria, Francia emprendía en Mali una operación contra ese mismo grupo terrorista, provocando así acciones de represalia contra sus agentes infiltrados en Siria.



De todo eso, los franceses nunca han oído hablar. Y nunca se les ha hablado de ello porque, aunque Francia dispone de organizaciones democráticas, la política actual del gobierno francés en el mundo árabe nunca se ha debatido públicamente. Lo único que se ha hecho –en violación del Artículo 35 de la Constitución de la República Francesa– ha sido entrar en guerra contra Libia y contra Siria después de unas pocas horas de debates parlamentarios, superficiales y sin voto final. Los parlamentarios franceses han renunciado a ejercer su mandato, que consiste en controlar las acciones del Ejecutivo en materia de política exterior, pensando que se trata de un sector reservado al presidente de la República, supuestamente sin consecuencias para la vida cotidiana de los franceses. Hoy todos pueden comprobar, por el contrario, que la paz y la seguridad –uno de los 4 «Derechos del Hombre y del Ciudadano» proclamados en 1789 (Artículo 2), dependen directamente de la política exterior. Lo peor está por llegar.



A inicios de 2014, cuando los halcones liberales estadounidenses daban los últimos toques a su plan de transformación del «Emirato Islámico en Irak y el Levante» (EIIL) en lo que sería Daesh [12], Francia y Turquía se encargaron de hacer llegar municiones a al-Qaeda para que combatiera el Emirato Islámico –esto está debidamente comprobado gracias a un documento presentado al Consejo de Seguridad de la ONU el 14 de julio de 2014 [13].



Sin embargo, Francia se unió después a la operación secreta de los halcones liberales de Washington y participó en la coalición internacional contra el Emirato Islámico, de la que hoy sabemos todos que, contrariamente a lo que anunciaba su nombre, no bombardeó al Emirato Islámico sino que le lanzó en paracaídas cargamentos de armas durante todo un año [14]. La situación siguió evolucionando aún después de la firma del Acuerdo 5+1 con Irán. En el terreno, Estados Unidos se volvió súbitamente contra el Emirato Islámico y lo empujó hacia Hassaké (en Siria) [15]. Pero no fue hasta mediados de octubre de 2015 –hace sólo un mes– que Francia reinició los ataques contra el Emirato Islámico. Pero no fue para detener las masacres de sus yihadistas sino para conquistar parte del territorio que estos ocupan en Siria y en Irak e instalar en ellos un nuevo Estado colonial que sería designado como «Kurdistán», a pesar de que los kurdos serán allí extremadamente minoritarios [16].



Con esa perspectiva, Francia envió su portaviones –que todavía no está en la zona– para apoyar a los marxista-leninistas kurdos del YPG –pero, ¿qué significa esta referencia política cuando el proyecto es la creación de un Estado colonial?– contra el Emirato Islámico… el ex aliado de París.



Ahora estamos viendo un segundo efecto de boomerang. Pero no de parte de al-Qaeda en Siria. Ahora el golpe viene del Emirato Islámico en Francia, que sigue instrucciones de los inconfesables aliados de la propia Francia.



¿Quién dirige el Emirato Islámico?



El Emirato Islámico, llamado Daesh en el mundo árabe, es una creación artificial. Es solamente el instrumento de la política de un grupo de Estados y multinacionales.



Sus principales recursos son el petróleo, las drogas afganas –los franceses siguen sin entender las consecuencias que tienen estas últimas en su propio suelo– y las antigüedades provenientes del Levante. Todo el mundo está de acuerdo en que el petróleo robado transita libremente a través de Turquía antes de ser vendido en Europa occidental. A la vista de los volúmenes de petróleo robado, trasladado y vendido no cabe duda del apoyo que el Estado turco aporta al Emirato Islámico [17].



Hace 3 semanas, el vocero del Ejército Árabe Sirio revelaba que 3 aviones –fletados uno por Turquía, otro por Arabia Saudita y el tercero por los Emiratos Árabes Unidos– acababan de sacar de Siria grupos de combatientes del Emirato Islámico, transportándolos a Yemen. En este caso, tampoco hay duda posible sobre los vínculos de esos 3 países con el Emirato Islámico, en violación de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU.



Desde la primera conferencia de Ginebra, en junio de 2012, he venido explicando que en el seno del aparato estatal de Estados Unidos existía una facción que estaba haciendo su propia política, en contra de la política de la Casa Blanca. Al principio, quien encabezaba esa facción era el general David Petraeus, el entonces director de la CIA y cofundador del Emirato Islámico en 2007 («The Surge») [18], hasta que fue arrestado, al día siguiente de la reelección de Barack Obama. Vino después el turno de la secretaria de Estado Hillary Clinton, a quien un «accidente» le impidió mantenerse en el cargo durante la llamada «transición presidencial». Esa facción prosiguió entonces la lucha a través del embajador Jeffrey Feltman, secretario general adjunto de Naciones Unidas, desde sus oficinas en la sede de la ONU, y del general John Allen, a la cabeza de la coalición que supuestamente luchaba contra el Emirato Islámico.



Ese grupo, que forma parte del «Estado profundo» estadounidense, que sigue oponiéndose al Acuerdo 5+1 firmado con Irán y lucha contra la República Árabe Siria, sigue teniendo gente dentro de la administración Obama. Lo más importante es que puede contar con la ayuda de grandes transnacionales, que disponen de presupuestos más importantes que los de los Estados, lo cual les permite financiar sus operaciones secretas. En ese caso se hallan, por ejemplo, el gigante petrolero Exxon-Mobil (el verdadero dueño de Qatar), el fondo de inversiones KKR y el ejército privado Academi (antes conocido como Blackwater).



Actuando por cuenta de esos Estados y de esas transnacionales, Francia se ha convertido en un país mercenario.



El chantaje a Francia



El 11 de noviembre de 2015, el primer ministro de Francia, Manuel Valls, aseguraba que Francia tenía un compromiso en contra del terrorismo [19].



El 12 de noviembre, el Observatorio Nacional sobre la Delincuencia y las Respuestas Penales –vinculado al ministerio francés del Interior– publicaba un informe que señala que el terrorismo se ha convertido en la segunda preocupación de los franceses, inmediatamente después del desempleo [20].



En la mañana del viernes 13 de noviembre, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, presentaba en la localidad parisina de Nanterre un plan de 20 medidas para luchar contra el tráfico de armas [21].



Es evidente que el gobierno esperaba lo peor, lo cual quiere decir que estaba negociando con quienes realizaron los ataques. Francia aceptó un compromiso que no cumplió y ahora es víctima de un chantaje de parte de los amos a quienes acaba de traicionar.



En la mañana del mismo viernes 13 de noviembre, día de los atentados, los servicios de urgencia de los hospitales habían realizado un ejercicio que simulaba varios atentados [22]. Esta coincidencia ya se había visto durante los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y en Washington, al igual en los del 11 de marzo de 2004 en Madrid, en los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres.



Conclusión provisional



Los sucesivos gobiernos franceses han establecido alianzas con Estados cuyos valores son contrarios a los valores de la República Francesa. Los gobiernos franceses sucesivos han ido comprometiéndose progresivamente a librar guerras secretas por cuenta de esos Estados, antes de renunciar a esos compromisos. El presidente Hollande; su jefe de estado mayor particular, el general Benoit Puga; su ministro de Exteriores Laurent Fabius y su predecesor Alain Juppé, ministro bajo el mandato del ex presidente Sarkozy, son actualmente objeto de un chantaje del que sólo podrán librarse revelando en qué implicaron indebidamente al país, aunque eso los ponga en peligro de tener que comparecer ante la Alta Corte de Justicia.



El 28 de septiembre, desde la tribuna de la Asamblea General de la ONU, dirigiéndose a Estados Unidos y a Francia, el presidente Putin exclamaba:



«Me gustaría preguntar a los responsables de esta situación:

“¿Están ustedes al menos conscientes de lo que ustedes mismos han hecho?”

Pero mucho me temo que esta pregunta quede sin respuesta, porque estos personajes no han renunciado a su política, basada en una exagerada confianza en sí mismos y en la convicción de su propia excepcionalidad y de su propia impunidad.» [23].



Y no lo han escuchado. No lo han escuchado los estadounidenses, ni tampoco los franceses. Ahora es demasiado tarde.



Elementos fundamentales:

- El gobierno francés ha ido alejándose progresivamente de la legalidad internacional. Está perpetrando asesinatos políticos y dirigiendo acciones terroristas al menos desde 2011.

- El gobierno francés ha establecido alianzas contra natura con las dictaduras petroleras del Golfo Pérsico. Está trabajando con un grupo de personalidades estadounidenses y de compañías transnacionales para sabotear la política de apaciguamiento que tratan de aplicar los presidentes Obama y Putin.

- El gobierno francés ha entrado en conflicto con esos aliados poco recomendables. Uno de ellos orquestó los atentados perpetrados en París.



Thierry Meyssam



[1] «Charlie Hebdo: les révélations de la dernière compagne de Charb», por Thibault Raisse, Le Parisien, 18 de octubre de 2015.
[4] «¿Quién está detrás del atentado contra Charlie Hebdo?», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 8 de enero de 2015.
[5] «Charlie Hebdo como pretexto», por Thierry Meyssan,Red Voltaire, 13 de enero de 2015.
[6] «¿A qué le temen los políticos y los periodistas franceses?», por Red Voltaire, 29 de enero de 2015.
[7Qui est Charlie ?: Sociologie d’une crise religieuse, Emmanuel Todd, Seuil,‎ 5 de mayo de 2015, 252 p.
[8] «11 de marzo de 2004 en Madrid: ¿fue realmente un atentado islamista?» y «Atentados de Madrid: la pista atlantista», por Mathieu Miquel, Red Voltaire, 19 de octubre y 16 de diciembre de 2009.
[9The Siege, Adrian Levy & Cathy Scott-Clark, Penguin, 2013.
[10] «Pression militaire et succès diplomatique pour les rebelles syriens», por Isabelle Mandraud, Le Monde, 13 de diciembre de 2012.
[11] Ver el testimonio del ex presidente del Consejo Constitucional de Francia, Roland Dumas.
[12] Acrónimo árabe del actual Emirato Islámico, también designado por la prensa occidental como Estado Islámico, EI, o por sus siglas en inglés como ISIL o ISIS.
[13] Ver la intervención del representante de la República Árabe Siria «Resolución 2165 y debates (ayuda humanitaria en Siria)»,Red Voltaire, 14 de julio de 2014.
[14] La prensa occidental ha ignorado cuidadosamente este tema, ampliamente abordado sin embargo por la prensa del mundo árabe y en lengua persa. La verdad salió a la luz cuando 50 analistas del CentCom denunciaron las mentiras de los informes sobre la coalición, lo cual provocó la apertura de una investigación interna y, finalmente, el general estadounidense John Allen fue obligado a dimitir. Ver, principalmente, «Partidarios del acuerdo con Irán denuncian manipulaciones de los datos de inteligencia en el Pentágono» y «Dimite el jefe de la coalición internacional contra el Emirato Islámico (Bloomberg)»,Red Voltaire, 15 y 24 de septiembre de 2015.
[15] «Francia trata de obstaculizar el despliegue militar ruso en Siria», Red Voltaire, 7 de septiembre de 2015.
[16] «Estados Unidos e Israel inician la colonización del norte de Siria», Red Voltaire, 1º de noviembre de 2015.
[17] Ver más datos en «Vínculos de la familia Erdogan con el Emirato Islámico», Red Voltaire, 26 de julio de 2015.
[18] El Emirato Islámico fue constituido inicialmente en Irak, en el marco de un plan cuyo objetivo era acabar con la resistencia a la ocupación estadounidense. Para lograr ese fin, Estados Unidos creó milicias antichiitas –entre las que se hallaba el Emirato Islámico en Irak, el futuro «Daesh»– y, posteriormente, milicias antisunnitas. Conforme al plan, estos dos grupos de la población iraquí acabaron luchando entre sí, y olvidándose así de la ocupación estadounidense.
[19] «Valls: la France engagée contre le terrorisme», AFP yLe Figaro, 11 de noviembre de 2015.
[20] «La grande peur du terrorisme», por Timothée Boutry,Le Parisien-Aujourd’hui en France, 13 de noviembre de 2015.
[22] Cf. Intervención [en francés] del Dr. Patrice Pelloux, presidente de la Asociación de Médicos de Urgencia de Francia, en France Info a las 10h26 y en el noticiero de la noche de France2, 14 de noviembre de 2015.
[23] «Discours de Vladimir Poutine à la 70ème Assemblée générale de l’Onu», por Vladimir Putin, Réseau Voltaire, 28 de septiembre de 2015.

Monday, June 20, 2016

Los campos de refugiados más grandes del mundo

Los campos de refugiados más grandes del mundo - Esglobal - Esglobal - Política, economía e ideas sobre el mundo en español







EUROPA ES SINONIMO DE ESCARNIO, MISERIA Y MEZQUINDAD.

Y TODO ELLO BAJO UN ESTADO DE EXCEPCIÓN QUE NOS IMPONE EL MIEDO, EL SILENCIO, A TODAS LOS QUE HABITAMOS ESTA EUROPA RAMPANTE, COGIDA POR EL COGOTE POR LOS EEUU, INVOLUCRADA, RESPONSABLE DE LAS CAUSAS DE TANTA DESESPERACIÓN: LA PROPAGACIÓN DE GUERRAS CIVILES EN TODO ORIENTE MEDIO Y ESTE DE ÁFRICA, SIN OLVIDAR AL DESVENTURADO AFGANISTAN



Campo de refugiados de Dadaab (Tony Karumba/AFP/Getty Images)



Campo de refugiados de Dadaab (Tony Karumba/AFP/Getty Images)
Campo de refugiados de Dadaab (Tony Karumba/AFP/Getty Images)
Miles de personas se asientan en campos de refugiados en el mundo, son muchos y están en distintos lugares, pero todos deben enfrentarse a una situación hostil. Ninguno ofrece por el momento una salida a la espiral de ayuda-dependencia en la que se encuentran sus habitantes. He aquí una muestra de los campos de refugiados donde residen más personas.
Los campos de refugiados constituyen una extensa y compleja red de asistencia institucionalizada, denominada “régimen internacional de refugiados”, que implica la creación de cuasi-ciudades que albergan a personas que han sido forzadas a huir de sus hogares debido a la guerra o la persecución. En muchas ocasiones levantados rápidamente, ofrecen una provisión de ayuda la más de las veces deficiente y convierte a los habitantes en poblaciones pobres.
Durante las décadas de los 70 y 80, los campos fueron un tema de estudio y debate común, y en los últimos años se ha producido un resurgimiento del interés por esta cuestión, debido al solapamiento de conflictos y crisis humanitarias. El modelo actual se centra en cubrir las necesidades más básicas y ha sido concebido como una respuesta temporal a las crisis, una “solución” provisional que la realidad no ha confirmado y que es aplicada tanto en el caso de los refugiados como en el de los desplazados internos.
Hay que cambiar sustancialmente las condiciones de vida en los campamentos y replantear su modelo de desarrollo y organización, aportando nuevas soluciones duraderas. Los campos deben contemplarse como cuasi-ciudades, una vez han perdido su carácter provisional para convertirse en asentamientos permanentes donde nacen y crecen nuevas generaciones.
Las políticas de asentamiento deben estar menos basadas en los intereses de los países de acogida y las organizaciones humanitarias, y más en las propias necesidades de los refugiados. Esto puede lograrse mediante el incentivo de la participación de la comunidad en el propio diseño de los campos, pero sobre todo mediante el cambio desde un sistema de sustento y dependencia de la ayuda externa hacia uno que permita el desarrollo social y económico dentro de los mismos.
Un segundo modelo de ayuda internacional para la población refugiada podría encontrarse fuera, en diferentes formas y mecanismos de integración del refugiado en el país de acogida, al tiempo que se le proporcionan una serie de servicios de apoyo en el ámbito laboral y educativo para conseguir su integración. La vida dentro de los cinco campos más grandes del mundo demuestra que ser refugiado en la actualidad es una lacra social.
No obstante, la responsabilidad jurídica del modelo de asentamiento de los refugiados corresponde a los gobiernos que les ofrecen asilo, los cuales optan la mayoría de las veces por la reubicación dentro de los campos. Algunos de los criterios de decisión principales tienen que ver con cuestiones políticas y de seguridad, así como económicas, del país de acogida, y no con la seguridad y el bienestar de los refugiados.
Dadaab
Lugar: Kenia
Fecha de creación: 1991
Número de personas: 402.361
En 1991, cuando estalló la guerra civil en Somalia, miles de personas viajaron a Kenia, donde la Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) estableció Dadaab, un gigantesco complejo compuesto por los tres campos más grandes del mundo: Hagadera, Dagahaley e Ifo. En principio, era un espacio habilitado para 90.000 refugiados. Ahora es el mayor del mundo, y en él habitan más de 402.361 personas. Entre otros, da cobijo a miles de somalíes y miembros de los diversos grupos étnicos minoritarios de Somalia y a los bantúes.
A medida que la población se expandió en los campamentos y el desierto circundante, se hizo más difícil abastecer apropiadamente a sus residentes y garantizarles su seguridad y la disponibilidad de servicios esenciales, como el agua, el saneamiento y la educación. Los refugiados – la mayoría de los cuales son mujeres y niños – no tienen dinero, sino que se limitan a recibir una ración de alimentos.
Según declaraciones de sus habitantes, “cada persona recibe de ACNUR tres kilogramos de maíz y tres de harina de maíz, más una taza de aceite, y con ello se espera que se sustenten durante 15 días”. La política oficial del campamento de Kenia plantea un obstáculo importante para el sustento formal y las actividades económicas de los refugiados dentro y fuera de los campamentos.
El pasado mes de abril las autoridades de Kenia avisaron de que Dadaab sería desalojado, pues es considerado una de las vías de entrada de los combatientes de Al Shabab en el país. La medida, anunciada en caliente por el vicepresidente keniano, William Ruto, tras el ataque del grupo terrorista somalí en la universidad de Garissa, no ofrece ninguna solución factible por el momento.
Dollo Ado
Lugar: Etiopía
Fecha de creación: 2011
Número de personas: 205.290
Es la segunda mayor operación de refugiados en el mundo. Esta improvisada ciudad en el sudeste de Etiopía es un inmenso complejo de cinco campamentos que alberga 205.290 personas, en su mayoría somalíes que huyen del conflicto, la sequía y el hostigamiento y reclutamiento forzado por parte del grupo terrorista Al Shabab. Además, desde principios de 2014, Etiopía ha aceptado miles de refugiados procedentes de Sudán del Sur y Eritrea.
ACNUR se enfrentó a una situación de emergencia aguda en el campo en 2011 que atrajo la atención internacional, pues ese año miles de refugiados somalíes llegaron a Dollo Ado, dejando tras de sí una larga guerra civil que se había prolongado durante 22 años. El campo tuvo que hacer frente a una hambruna y a muchas enfermedades, convirtiéndose en una amenaza para sus propios habitantes. ACNUR y el Gobierno etíope construyeron tres nuevos campos, y establecieron programas de nutrición, de agua, saneamiento e higiene a gran escala, en combinación con una vacunación masiva y otras medidas de salud pública.
El complejo de Dollo Ado alberga cinco campamentos, y varios cientos de nuevos refugiados llegan desde Somalia cada semana. Después de un período de declive, el número de llegadas ha aumentado de manera significativa. Sobre todo, impresiona el alto número de niños que viven en este campo, por lo que es importante la construcción de escuelas, aulas para la formación profesional y poder garantizar una educación básica de calidad.
Refugiados esperan para conseguir un suplemento alimenticio en el centro de salud en Kakuma, Kenia. (Simon Maina/AFP/GettyImages)
Refugiados esperan para conseguir un suplemento alimenticio en el centro de salud en Kakuma, Kenia. (Simon Maina/AFP/GettyImages)
Refugiados esperan para conseguir un suplemento alimenticio para niños en el centro de salud del campo de Kakuma, Kenia. (Simon Maina/AFP/GettyImages)



Kakuma
Lugar: Kenia
Fecha de creación: 1991
Número de personas: 180.000
El campamento de Kakuma es un crisol, con cerca de 180.000 refugiados procedentes de más de 20 países que viven en cuatro sectores. La mayoría son de Sudán del Sur, Somalia, Sudán y la República Democrática del Congo. Se estableció en 1991 y está situado a 95 kilómetros de la frontera entre Kenia y Sudán.
Situado en un lugar remoto, presenta una infraestructura deficiente y escaso acceso a los servicios esenciales. Por tercer año consecutivo, ha estado recibiendo un número récord de refugiados de Sudán del Sur. A finales de agosto de 2014, había más de 42.000 recién llegados. A falta de un alto el fuego duradero en el país vecino, la constante afluencia hacia Kenia es probable que continúe, por lo que se necesitan nuevos recursos y socios estratégicos para mantener la protección de los refugiados y soluciones humanitarias urgentes, dentro y fuera de los campos.
Los refugiados son incapaces de mantenerse a sí mismos con actividades generadoras de ingresos. Las restricciones sobre el empleo les disuaden de lograr una mínima independencia y sólo los afortunados que trabajan con las ONG reciben un pequeño incentivo por su trabajo. Cualquier persona confinada en un lugar como Kakuma se vuelve dependiente automáticamente.
Además, el ambiente del campo es muy hostil. El pasado mes de noviembre, disturbios esporádicos dentro del campo se cobraron la vida de ocho refugiados de Burundi, República Democrática del Congo y Sudán del Sur, tras un enfrentamiento entre bandas rivales.
Jabalia
Lugar: Franja de Gaza
Fecha de creación: 1948
Número de personas: 110.000
Casi 110.000 palestinos viven en este campo de refugiados de la Franja de Gaza, ubicado en el extremo norte, cerca de la frontera israelí. Forma parte de una red de ocho campos administrados por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA con siglas en inglés), y sólo cubriendo una superficie de 1,4 km², constituye uno de los lugares más densamente poblados del planeta. Se estableció en 1948 para proporcionar refugio temporal a los refugiados árabes palestinos.
La UNRWA ha mejorado sensiblemente la vida de sus habitantes, pero como es de sobra conocido, el bloqueo ha aplastado a la economía una vez dinámica y orientada al comercio de la Franja y su capacidad para crear puestos de trabajo, empujando a la mayoría de la población a la espiral de ayuda y dependencia. Los niveles sin precedentes de devastación durante el conflicto del verano pasado han tenido un efecto negativo adicional sobre Gaza. Nueve meses más tarde, aproximadamente el 65% de la población de refugiados depende de la ayuda alimentaria, mientras que ni una casa destruida se ha reconstruido.
A menudo se dice que este campo es una cárcel al aire libre. El Ejército israelí ha llevado a cabo arrestos continuados de supuestos terroristas dentro del campo. Muchos residentes proceden de pueblos del sur de Palestina, que es ahora parte de Israel. Para evitar su regreso, se han expropiado las propiedades de refugiados y han adoptado una legislación que les prohibe adquirir la ciudadanía y residencia, así como recuperar la posesión de sus tierras.

Refugiados sirios en Zaatari, Jordania. (Khalil Mazraawi/AFP/Getty Images)
Refugiados sirios en Al Zaatari, Jordania. (Khalil Mazraawi/AFP/Getty Images)
Al Zaatari
Lugar: Jordania
Fecha de creación: 2012
Número de personas: 83.000
Al Zaatari es un campo de refugiados en Jordania, situado a 20 kilómetros de la frontera con Siria, que se está convirtiendo gradualmente en otro megaasentamiento permanente. Se creó en julio de 2012 en un espacio de 9 kilómetros cuadrados y se ha ido organizando hasta convertirse en la quinta ciudad más grande de Jordania. Cada día llegan personas desesperadas que huyen de la guerra en Siria.
En total, unos 400.000 sirios han pasado por este campo desde el inicio del conflicto en 2011. Aunque cada día llegan nuevos refugiados debido al recrudecimiento de los combates, también hay muchos que regresan a Siria. En marzo de 2015, la población del campamento alcanzaba casi 83.000 refugiados, de los cuales un 58% eran niños, por lo que muchos lo llaman ‘el campamento de los niños’.
La principal preocupación se debe a la escasez de suministros de alimentos y a la precariedad de los alojamientos, que el Programa Mundial de Alimentos, Unicef y ACNUR cubren a duras penas. Las malas condiciones de vida en el campamento han desembocado en manifestaciones y altercados de los refugiados con la policía jordana.
Jordania no es signatario de la Convención de Refugiados y el espacio de protección es frágil, debido a propios desafíos socio-económicos del país. El memorando de entendimiento (MoU) de 1998 entre ACNUR y el Gobierno jordano constituye la base para las actividades de éste organismo sobre el terreno

Thursday, June 16, 2016

Misión cumplida en Afganistán: Más heroína para el Mundo

Misión cumplida en Afganistán: Más heroína para el Mundo | Conjugando Adjetivos





Misión cumplida en Afganistán: Más heroína para el Mundo


The Guardian informaba sobre la producción de opio en Afganistán:

"... La misión antinarcóticos de Estados Unidos en Afganistán se destaca por: la producción de opio ha aumentado constantemente en los últimos años alcanzando niveles récord el año pasado”.

"Lejos de erradicar el arraigado tráfico de opiáceos, los esfuerzos antinarcóticos de Estados Unidos han demostrado ser inútiles, de acuerdo con una serie de recientes investigaciones oficiales. Otro aspecto de los miles de millones que los EE.UU. ha vertido en Afganistán en los últimos 13 años de guerra es que incluso han contribuido al auge del opio".

"En diciembre, las Naciones Unidas reportó un crecimiento del 60% de tierra afgana utilizada para el cultivo de la amapola desde 2011, hasta 209.000 hectáreas ..."
"... El inspector general  [Naciones Unidas] también señaló los proyectos de reconstrucción de Estados Unidos, en particular los dedicados a la 'mejor irrigación, carreteras y asistencia agrícola' que probablemente estaban ayudando a la explosión del cultivo del opio.

"'[Con] la formidable tecnología para perforar, convirtieron 200.000 hectáreas de desierto en el suroeste de Afganistán en tierras de cultivo en la última década", el inspector general concluyó que "gran parte de esta tierra recién cultivable se dedica al cultivo del opio".

¿Quién engaña a quién?

Fuente: Afghanistan Opium Surbey 2014 (UNODC) pag. 12

En Colombia, el gobierno de Estados Unidos demostró que podía erradicar el crecimiento de los cultivos de coca y de la amapola del opio en crecimiento. Una de las soluciones fue un herbicida llamado RoundUp. Lo mismo has oído hablar de él. Pero en Afganistán, los EE.UU. simplemente no recuerdan eso. Ups. De repente, la misión en Afganistán se convirtió en una “buena voluntad”: No hay que molestar a los agricultores. En Colombia, por el contrario, estuvo perfectamente bien.

Cuando se puede mitigar un problema, pero no se alivia es porque se desea que el problema persista. Es simple. El “problema” se convierte en una oportunidad, la siempre fue: Más amapola; por lo tanto, más heroína. Más tráfico, más beneficios.

Desde que el gobierno de Estados Unidos ha estado facilitando conscientemente el crecimiento de la agricultura de opio en Afganistán, es lógico pensar que los actores gubernamentales han estado tomando su parte de la acción. Si el gobierno de Estados Unidos, que ha estado luchando una guerra a gran escala en Afganistán, hubiera querido destruir el negocio del opio/heroína en ese país, tuvo la oportunidad ideal. La misión habría sido mucho más fácil que hacer la "guerra contra las drogas" en México, donde la intervención militar estadounidense ha sido limitada. En Afganistán, había tropas estadounidenses sobre el terreno. Hubo ataques de aire. ¿Qué más necesitas?

Los planificadores del Pentágono se pasan la vida trabajando en escenarios de posibles guerras en diversas regiones del planeta. Ellos tienen en cuenta todos los aspectos y contingencias. En la planificación de una guerra en Afganistán, qué hacer con los campos de cultivo de la amapola de opio habría sido una de las prioridades en la lista de opciones.

Por supuesto, las conexiones de la CIA con el narcotráfico en Afganistán se remontan muy atrás, así que no es ninguna sorpresa que la guerra de Estados Unidos en Afganistán haya facilitado y ampliado la producción de la amapola del opio.

Peter Dale Scott, en su ensayo, "Drogas, Contra y la CIA", escribe:

"[Hacia 1980], la CIA estaba armando y asesorando a las guerrillas que se dedicaban al tráfico de heroína en Afganistán. Su líder preferido, Gulbuddin Hekmatyar, se convirtió en uno de los principales proveedores de heroína en el mundo".

"En 1979, cuando los EE.UU. establecieron el primer contacto con la guerrilla que traficaban con heroína en Afganistán, ninguna heroína de la llamada Media Luna de Oro, en la frontera entre Afganistán y Pakistán llegaba a Estados Unidos. Para 1984, según la Administración de Reagan, el 54 por ciento de la heroína que llegaba a este país venía de la frontera entre Afganistán y Pakistán".

"[Agente de la CIA] John Millis había servido durante trece años como oficial suministrando la ayuda encubierta de la CIA a la guerrilla del tráfico de heroína en Afganistán ... Por lo menos una de las aerolíneas que participan en la operación de apoyo a Afganistán, Global International Airways, fue también nombrada en relación con el escándalo [EE.UU.] Irán-Contra ... "

¿La guerra contra las drogas? Una broma imponente.



Monday, June 13, 2016

HISTORIA DE LAS MATANZAS MASIVAS EN EE.UU. CUANDO NO EXISTÍA EL ISIS, PERO SÍ EL FBI Y LA CIA | EL BLOG DE CARLOS

HISTORIA DE LAS MATANZAS MASIVAS EN EE.UU. CUANDO NO EXISTÍA EL ISIS, PERO SÍ EL FBI Y LA CIA | EL BLOG DE CARLOS



NÓTESE EL ESPECTACULAR AUMENTO DE LAS MATANZAS DE TODO TIPO, QUE ALCANZAN EN LAS ÚLTIMAS DÉCADAS CARACTERES DE EPIDEMIA NACIONAL. LOS ESTADOUNIDENSES HAN VOTADO EN MAYORÍA QUE SEA LEGAL LA COMPRA Y POSESIÓN DE ARMAS DE FUEGO, TAN SOFISTICADAS COMO EL RIFLE QUE PORTABA OMAN MATEEN. LA MUERTE A BALAZOS ES UNA DE LAS MÁS HABITUALES EN LA TIERRA DEL TERROR, QUE OTROS HIPÓCRITAS E INCAUTOS LLAMAN "DE LA LIBERTAD"

CLIQUEANDO EN LA IMAGEN AUMENTARÁS EL TAMAÑO DE LA IMAGEN. NÓTESE EL ESPECTACULAR AUMENTO DE LAS MATANZAS DE TODO TIPO, QUE ALCANZAN EN LAS ÚLTIMAS DÉCADAS CARACTERES DE EPIDEMIA NACIONAL. LOS ESTADOUNIDENSES HAN VOTADO EN MAYORÍA QUE SEA LEGAL LA COMPRA Y POSESIÓN DE ARMAS DE FUEGO, TAN SOFISTICADAS COMO EL RIFLE QUE PORTABA OMAN MATEEN. LA MUERTE A BALAZOS ES UNA DE LAS MÁS HABITUALES EN LA TIERRA DEL TERROR, QUE OTROS